Vista cansada o presbicia

Vista cansada o presbicia

La vista cansada o presbicia, una cuestión de altura

Así es, todas los análisis hacían pensar que la presbicia se detectaba antes en las mujeres que en los hombres y la tendencia era pensar que tal vez el ojo de la mujer fuera diferente anatómicamente al del hombre o tuviera una capacidad de enfoque diferente.

Para contradecir esta teoría la revista Investigative Ophthalmology & Visual, publica un estudio que aclara este enigma con una sencilla conclusión: el hábito de leer de más cerca depende de la altura y no del género del lector.

Cuando padecemos presbicia o vista cansada nuestro desenfoque es mayor en función de la distancia a las que estemos del objeto, empeorando cuanto más cerca se tenga que enfocar. Es por ello que las personas de menor estatura, tendrán un hábito de lectura con una distancia más corta y por tanto, notarán antes los síntomas.

El factor que no varia en este estudio, es la edad. La aparición de presbicia podrá llegar hacia los 40-45 años, ya que con el paso del tiempo, el ojo pierde elasticidad.

Con la pérdida de elasticidad el ojo no puede cambiar la forma de enfocar imágenes.

Por lo tanto, debemos saber que con la edad, el cristalino pierde elasticidad y capacidad de enfoque, dando lugar a la vista cansada.

No se trata de una enfermedad ni de ninguna anomalía, el paso de los años pasa también por el ojo humano y como resultado provoca que aparezca la vista cansada,

Es bueno pues, acostumbrar a los niños a mantener una distancia correcta de lectura que al menos se encuentre entre los 35-40 cm entre los ojos y el libro, y así ayudar a retrasar los síntomas.

Una vez aparecen los primeros síntomas de la vista cansada, necesitaremos gafas de lectura para suavizar estas molestias y poder leer los textos de manera cómoda y sin esfuerzo.

Gafas para vista cansada o presbicia, la mejor solución

En nuestra web podrás encontrar gafas de lectura con 6 tipos de graduación y con 6 colores distintos en cada uno de nuestros modelos.

Nuestras gafas están diseñadas por un equipo de optometristas cuidando la calidad de las lentes de lectura.